CONVERTIR EL DATO EN VALOR EN LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL


El contexto empresarial está cambiando. La rápida adopción de nuevas tecnologías – movilidad, redes sociales, productos digitales, Internet de las Cosas y una cultura orientada a las aplicaciones, entre otros – está generando grandes volúmenes de datos que pueden suponer un activo esencial para los negocios.
La analítica de datos puede ser una ventaja competitiva, impulsada por tres iniciativas clave:

  • El aumento de la información sobre el cliente, que puede repercutir en productos y servicios más personalizados que favorezcan la fidelización.
  • La mejora de la eficiencia, a través de la optimización de la logística y la mejor organización de recursos.
  • La disminución de los riesgos, utilizando sistemas de seguridad predictiva.

De acuerdo con las estimaciones de IDC, en 2020 las empresas capaces de analizar los datos relevantes para el negocio lograrán 430 millones de dólares más de beneficio.